Ruta del Terremoto II: Viña del Mar

Viña tiembla con originalidad

Mientras que Valparaíso busca igualar la fórmula original del “terremoto”, la ciudad jardín apuesta con mayor innovación y creatividad, así lo demuestran tres locales, quienes buscan la mejor alternativa del apetecido trago

Claudio Ibacache

Valparaíso y Viña del Mar siempre han sido las dos caras de la tradición y la originalidad, respectivamente, incluso a la hora de preparar el popular “terremoto”. Por un lado, la ciudad porteña busca mantener intacta la receta de la bebida, mientras que la ciudad jardín apuesta por buscar nuevas combinaciones para encontrar un sabor original.

Tres locales viñamarinos han fabricado sus propias recetas, donde cada uno privilegia algo distinto como el sabor, la naturalidad y los místicos ingredientes secretos, los cuales atraen a los miles de jóvenes y turistas convirtiendo al terremoto como el trago oficial de las previas de los carretes nocturnos.

Terremoto Light


Fernando Riquelme, dueño del bar “Spartako”, no sólo fue la primera persona que trajo el “terremoto” a la Quinta Región, sino que también asegura haber conocido al inventor del popular trago. “El hombre tenía apellido Zapata (…) el no sólo me dio la receta original, además soy el único que importa el vino pipeño original que se necesita para prepararlo, el de la viña “Don Alfonso”, el mejor”, aseguró Riquelme.

La versión del terremoto que el local ofrece contiene los siguientes ingredientes: pipeño de la viña “Don Alfonso” de Chillán, helado de piña, jugo a gusto y granadina o fernet a elección, además de contar con un ingrediente secreto que, el dueño asegura, lo convierte en un “Terremoto light”, el cual se vende a $1.200 pesos el medio litro y $2.000; el litro entero.

Terremoto Creativo

Para el dueño del restaurant La Comarca”, Gregorio Olivares, el terremoto no debe ser un trago fuerte: “Debe ser agradable, con buen gusto y que la gente no se emborrache rápidamente”. Por esa razón cree que esta bebida tiene mucho arrastre en los jóvenes y las mujeres en general.

Olivares, quien es chef profesional, también ha creado su propia versión del popular producto, llamado “Terremoto La Comarca”, el cual está hecho con jugo de piña natural, vino pipeño “Santa Natalia” y cócteles dulces (como licor de  guinda) que le dan un sabor diferente. Este trago se vende a $ 1.000 pesos el medio litro y $2.000; el litro entero.

Terremoto alternativo

El café “Juglar” opta por un estilo más variado y naturista, ofreciendo a sus clientes tres tipos diferentes de terremotos hechos con frutas de la temporada. “El café juglar es un lugar diferente, por eso siempre hemos querido innovar (…) Sólo llevamos un año en Viña y, justamente, nuestro local se ha hecho conocido gracias a los diferentes terremotos que hacemos”, aseguró su dueño, Juan Castillo.

Los terremotos del local son hechos con la misma base de los anteriores: “Vino, helado de piña y destilados, pero nosotros agregamos frutas de la temporada como kiwis, naranjas, piñas, etc. (…) Los terremotos no tienen nombres en especial, la idea es hacerlos diferentes y por eso la gente viene”, concluyó Castillo. Esta variada gama de tragos se venden al mismo precio: $2.500 pesos el litro y medio.

Café Juglar: Av. Valparaíso 28

Spartako Bar: Av. Valparaíso 90

Restaurant La comarca: Av. Valparaíso 99

|

Comentarios

It's not my first time to pay a quick visit this web site, i am browsing this web site dailly and get nice information from here daily.
Responder
I like the helpful information you provide in your articles. I will bookmark your blog and check again here regularly. I am quite certain I will learn plenty of new stuff right here! Best of luck for the next!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar